domingo, 19 de febrero de 2017

¡Estreno rincón creativo!

E aquí mi nuevo rincon creativo.
Pues sí, estreno mi rincón creativo.
Y es que llevaba ya mucho tiempo queriendo dar aire fresco a mi “zona de confort”, pero había perdido un poco las ganas de hacer cosas, o más bien, mi inspiración se había ido de vacaciones.
Pues bien, e aquí un consejo de “mi para ti con cariño de yo”.  
Creativo, si te digo a ti, esa persona que se pasa la vida con las neuronas en plena ebullición viendo posibilidades de mejorar todo lo que tiene a su alcance porque, según él,  de otra forma resultaría más bonito a la vista, podría reinventarse, sería más funcional, estaría mejor distribuido, o con una mayor proyección y aprovechamiento; esa persona que da forma a una idea nueva y que desemboca en un nuevo “proyecto” totalmente innovador, me dirijo a ti para decirte que:
El quedarte sentado frente al  ordenador en modo “zombi” creyendo que esa idea maravillosa de repente hará chispa en tu hemisferio izquierdo, NO FUNCIONA.
El cerebro necesita alimentarse,  y su mayor fuente de alimentación (válgame la redundancia), es la vida; da igual que rama del arte desempeñes, empápate de todo lo que te rodea, sal, toma un café, solo, acompañado, no importa, visita museos, queda con amigos expón ideas con ellos, seguramente te darán una visión que no contemplabas y puede resultar interesantísimo de explorar.  
Dedícate ese rato para ti, para llenar esa biblioteca visual y vital que todos guardamos en nuestro archivador interior.  Pero sobretodo, tienes que estar atento a ese momento de “barbecho creativo”, es decir, cuando en un momento dado, de repente, sin saber la causa, sientes que no te apetece hacer lo que debería apetecerte hacer.  Es en ese momento cuando hay que alejarse, respirar, expirar y hacer algo que rompa tu rutina creativa.
¿Qué es lo que consigues alejándote?, resetearte, reinicias tu sistema, no importa cuánto necesites, es tu momento, piensa que si te obligas a crear, Murphy te visitará y ya sabes cómo se las gasta. Los bucles de “des apetito artístico” pueden hacerse eternos.
Así que, amigo creativo, puedes hacerme caso (todo está comprobado empíricamente), o seguir acumulando desidia, yo seguiré aconsejándote todo lo anterior porque a mí me funciona.
Recuerda:

“La mente es igual que un paracaídas, solo funciona si se abre” – Albert Einstein

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

© Aurin Handicraft.